Apoyo y plática con don Basilio.


Más allá de la satisfacción de poder tener la oportunidad de apoyar a don Basilio, nos satisface más, poder haber tenido una plática muy amena en la que al escuchar sus anecdotas llenas de valiosas enseñanzas a lo largo de sus 97 años,nos hace fortalecer nuestro compromiso al servicio público y así poder seguir ayudando a la gente con el corazón.